Bolsa para mareo y serigrafía de la Virgen de las Angustias.

10 x 20 cm c/u

Con la cristianización de Granada a raíz de la toma de la ciudad, se inicia la devoción granadina a la Virgen de las Angustias. Originalmente  se veneraba un cuadro del pintor Francisco Chacón, donado a la ciudad por la reina Isabel, con la imagen de la virgen en su quinta angustia.

¿Por qué fue esta virgen precisamente la que los católicos quisieron que extendiera su manto protector sobre la ciudad? Sin duda su nombre le viene como anillo al dedo al sentimiento general que tuvo que provocar en Granada la entrada triunfal de los castellanos y su sometimiento al yugo del nuevo orden, forjado con la cruz y la espada.